Banxon Jawekiati

¿Qué hicimos?

Nuestro proyecto de nutrición tiene el objetivo de incrementar el bienestar nutricional y la soberanía alimentaria. Plantamos cultivos de plátanos, camu camu y yuca en territorios que las comunidades han puesto a disposición de sus escuelas. Trabajamos con los estudiantes y los grupos de madres en talleres de nutrición. En estos enseñamos métodos de jardinería, discutimos necesidades alimentarias y creamos recetas saludables que se basan en la comida tradicional y cosechas locales. Se facilitan semillas de cultivos tradicionales y de vegetales a las mujeres de las comunidades con las cuales trabajamos; las mujeres conocen durante los talleres lo que van a plantar, y crean sus propios huertos. Una vez a la semana, las mujeres participantes se reunen y cocinan platos nutritivos para todos los niños y jóvenes de la comunidad.


¿Por qué el enfoque en la nutrición es importante?

Tradicionalmente, los shipibos dependieron de una dieta de pescado fresco, yuca, plátanos, frutas y animales de la selva; en muchas comunidades rurales esta sigue siendo la costumbre actual. Sin embargo, la dieta de los comuneros ahora está sufriendo una transición nutricional: se van incluyendo aceite, mucho arroz blanco, productos de harina refinada, galletas, pasta, azúcar refinado y leche evaporada. Hasta los pollos de ganaderos convencionales resultan ser más baratos que el pescado para los que no tengan un pescador en la familia. Todos estos cambios comportan la aparición de una difundida deficiencia nutricional,tal como la diabetes o el sobrepeso de los adultos, y aún más entre los niños, donde se registra la tasa mas alta de enfermedades. El sentido de abundancia de comida que antes estaba presente se transformó en escasez. Por esto es muy importante regenerar esta abundancia proporcionando a los habitantes las herramientas y los conocimientos que necesitan para poder alimentarse con consciencia y volver más sanas las comunidades.