Nuestros Valores

Nuestra Motivación

Al cubrir el 40% de América del Sur, un área casi del tamaño de los EEUU, la cuenca del río Amazonas constituye la región de selva tropical más grande del mundo. Este territorio tiene una superficie de alrededor de 7,05 millones km², representa un tercio de todas las selvas del mundo y aproximadamente la quinta parte del patrimonio fluvial del planeta. Además, es el lugar donde alberga el 10% de la biodiversidad conocida en el mundo, un paisaje biocultural moldeado durante miles de años por la convivencia humana, terreno de asentamiento de al menos 400 distintas culturas indígenas de ocho diferentes países sudamericanos.

Junto a servicios esenciales del ecosistema mundial, como la producción de biomasa, la formación de tierra, la retención y el ciclo nutriente y de agua, la Amazonia regula el clima regional, continental y global y las corrientes oceánicas. Un estimado 20% del oxígeno mundial se produce en esta zona, y absorbe más de un millar de millones de toneladas del carbono atmosférico emitido anualmente por quemar combustibles fósiles.

Hoy en día, la Amazonia es testigo de un periodo de deforestación excesiva causada por la extracción incontrolada de recursos naturales con consecuencias devastadores para los pueblos, las plantas y los animales, sus puertos y sus crianzas. Más del 30% de la Amazonia ya desapareció; si su distrucción sigue con ese ritmo, las consecuencias se harán siempre más importantes y afectarán seriamente a la población mundial.

Reparar el daño causado requiere la regeneración activa de la selva. Maneras más sostenibles de relacionar, conservar y cosechar en armonía con la selva son posibles y nuestro trabajo pretende encontrarlas.

Nuestra Misión

Alianza Arkana es una organización intercultural comprometida con la protección, el desarrollo, y el bienestar de la Amazonía Peruana y del pueblo Shipibo-Konibo. Trabajamos mediante el establecimiento de alianzas de base con socios indígenas e internacionales a través de la implementación de modelos comunitarios de sostenibilidad. Mediante estos modelos, nuestros objetivos son: fortalecer la salvaguardia de ecosistemas vitales, honorar la sabiduría ancestral e integrarla de forma activa a nuestras metodologías, preservar las tradiciones e identidad cultural a través de una verdadera educación intercultural, y solidarizarnos con nuestros aliados a favor de la justicia social y ambiental.

Nuestra Visión

En el mundo indígena sudamericano, el "Buen Vivir" ("Sumak Kawsay" en quechua y "Jakon Nete" en Shipibo) surgió como una idea importante en respuesta a prácticas de desarrollo neoliberales que a la vez son social y ecológicamente destructivas. Imaginamos un mundo que reconoce la necesidad fundamental de convivir en una relación armoniosa con otros y con la naturaleza, para así construir sustentos de vida prósperos, enfocados en avances en el desarrollo humano, más que avances en la productividad neoliberal.

En práctica esto significa:

  • Una relación con la naturaleza basada en el respeto, la humildad, y la cooperación, en vez del control, la arrogancia, y la explotación.

  • Un entendimiento de que somos seres vivos y no estamos aislados, sino
    que formamos parte de la naturaleza, celebrando la interconexión entre todos nosotros.
  • La concepción que toda vida es sagrada, no sólo la humana.
  • Relaciones individuales, organizacionales, y sociales, que se basan en
    la comunalidad, la reciprocidad y el altruismo, en vez de la jerarquía, el poder, y el egoísmo.
  • Modelos de desarrollo comunitario equitativos, que preservan los
    derechos y protegen las necesidades de las actuales y futuras generaciones.
  • Apreciación genuina por los milenarios y sofisticado sistemas de
    conocimiento indígenas, como formas vitales de saber, vivir, y navegar en la realidad contemporánea.   

Como Trabajamos

Alianza Arkana trabaja con un modelo específico para cultivar soluciones regenerativas, y confrontar de forma creativa la gama de retos eco-sociales que enfrentamos hoy. En el trabajo que hacemos, nuestro equipo - conformado por miembros de comunidades shipibas, peruanos no-shipibos y extranjeros - navega día a día en el delicado terreno de las diferencias culturales y en los condicionamientos sociales. Reconocemos que en nuestro trabajo, ingresamos a un terreno marcado por un legado de 500 años de colonialismo y constante discriminación hacia los pueblos indígenas.

Dicho esto, Alianza Arkana trabaja mediante:

  1. Proyectos, programas, y relaciones que facilitan la transmisión de conocimiento y lenguaje shipibos.

  2. Modelos cooperativos que facilitan la resiliencia, el bienestar, y la regeneración de los ecosistemas amazónicos, de la movilidad socio-económica, de autonomía y soberanía para las comunidades shipibas.

En vez de trabajar de una forma jerárquica convencional, de arriba hacia abajo, nuestro objetivo es encarnar los valores de compañerismo y los principios de permacultura dentro de nuestra organización, así como en nuestro trabajo externo. Esto significa trabajar bajo una estructura organizacional no jerárquica, con métodos participativos en la toma de decisiones, sin dejar de lado las responsabilidades claras y la rendición de cuentas.  

Nos comprometemos en apoyar a los aliados shipibos que están decididos a atender las necesidades de sus comunidades, y a facilitar la transferencia de recursos, relaciones, e información a las comunidades shipibas para generar recursos humanos y soberanía. Por lo tanto, Alianza Arkana trabaja como facilitador de información, recursos, vínculos, e investigación crítica. Trabajamos con alta responsabilidad dentro de nuestra organización y con nuestras comunidades aliadas, motivo por el cual empleamos la siguiente metodología de seis pasos:

  1. RELACIONARSE

Construir relaciones éticas, de confianza, cuidado, y apoyo mutuo con individuos shipibos que tengan pasión por el cambio social, que tengan ideas en mente, y que se alinean a nuestros valores, para que sean nuestros aliados claves.

2. INVESTIGAR

Investigar información relevante sobre soluciones regenerativas que hayan sido previamente identificadas por ambos, nuestros aliados comunitarios y Alianza Arkana.

3. ANALIZAR

Revisar internamente la información recogida y producir un análisis FODA, junto a nuestros aliados comunitarios.

4. PROPONER

Aliados comunitarios y Alianza Arkana propondrán la(s) solución(es) al resto de la comunidad para evaluar interés en la participación, facilitar el intercambio de posiciones, y recibir comentarios constructivos que puedan modificar la propuesta para que así pueda mejor adaptarse a las necesidades de las comunidades. La información será presentada y abierta a críticas mediante un taller participativo.

5. ACORDAR

Todas las partes involucradas crearán un acuerdo formal para así establecer expectativas claras, responsabilidades, y rendición de cuentas. Todo será hecho bajo interés mutuo, compromiso, planificación detallada, y atención a la calidad del trabajo a realizarse.

6. MONITOREAR Y EVALUAR

Involucramiento activo de aliados comunitarios en el monitoreo y evaluación de sus proyectos. Esto incluye el establecimiento de indicadores utilizados para medir el éxito, la recopilación de datos, y la evaluación de información. Este involucramiento también es una oportunidad de capacitación.